SERVICIOS CLIMÁTICOS EN EL SECTOR VITIVINÍCOLA

Image

Los servicios climáticos (SC) se definen en la Hoja de Ruta de los Servicios Climáticos(1) como sigue: "la transformación de datos relacionados con el clima -junto con otra información pertinente- en productos personalizados como proyecciones, previsiones, información, tendencias, análisis económicos, evaluaciones (incluida la evaluación tecnológica), asesoramiento sobre las mejores prácticas, desarrollo y evaluación de soluciones y cualquier otro servicio en relación con el clima que pueda ser de utilidad para la sociedad en general. Como tales, estos servicios incluyen datos, información y conocimientos que apoyan la adaptación, la mitigación y la gestión de riesgos de catástrofes (GRD)".

Los servicios climáticos (SC) pueden definirse como una información con base científica y productos que mejoran el conocimiento y la comprensión de los usuarios sobre los impactos del clima en sus decisiones y acciones. Estos servicios se hacen más efectivos mediante la colaboración entre proveedores y usuarios. Los servicios climáticos transforman los conocimientos científicos sobre la variabilidad y el cambio climático en información práctica que puede ser aprovechada por un amplio abanico de usuarios, como las autoridades públicas, las empresas y el público. La información permite a los usuarios tener en cuenta los efectos del cambio climático en su toma de decisiones, minimizando así los riesgos y aprovechando las oportunidades disponibles para lograr una sociedad y una economía más resistentes.

Los servicios climáticos son capaces de integrar la información climática para apoyar la elaboración de políticas, la planificación y la gestión en escalas de tiempo que van desde meses hasta décadas. Se adaptan a las necesidades de los usuarios. El concepto de servicios climáticos es muy amplio. Incluye cualquier tipo de información climática, desde los datos del pasado, hasta el presente, las previsiones meteorológicas para los próximos días, las predicciones subestacionales y estacionales (próximos meses), pero también las predicciones para las próximas décadas y las proyecciones sobre el cambio climático. La información relevante relacionada con el clima para los usuarios del sector agrícola incluiría aspectos como las plagas y enfermedades de los cultivos, la gestión del agua, las decisiones sobre seguros, la planificación urbana, el mantenimiento y la resiliencia de las infraestructuras y las inversiones relacionadas, y la gestión de la sanidad.

Dado que seguir como hasta ahora ya no es una opción viable, los productores de cultivos, los productores de alimentos, la transformación y la venta al por menor, así como otros agentes de la cadena de valor agroalimentaria, se enfrentan a diversos retos que afectan a varios procesos de decisión en sus negocios. Estas decisiones pueden optimizarse utilizando herramientas adecuadas de servicios climáticos que apoyen tanto su estrategia a largo plazo como las decisiones de gestión agrícola, de calidad y comercial a corto plazo. La capacidad de tomar mejores decisiones a través de los servicios climáticos conduce a una adaptación climática más eficiente y a la generación de más valor para los agricultores (en términos de pérdidas evitadas) y los consumidores (en términos de mejor relación calidad-precio), entre otros actores de la cadena de valor agroalimentaria. Unos mejores servicios climáticos pueden traducirse en mejores estimaciones de la fenología de las plantas y de las fechas de cosecha, en una mejor estimación de la producción total, en un uso optimizado de los productos fitosanitarios, en la reducción de sus impactos humanos y medioambientales, en una mayor información a los agricultores sobre los casos de inversión en cultivos y ganado resistentes a la sequía o en sistemas de riego más eficientes. Los servicios climáticos han sido una prioridad clave de investigación e innovación en el marco de Horizonte 2020, con varios temas de convocatoria dedicados a avanzar en este ámbito y seguir apoyando la aplicación del Acuerdo de París y la Estrategia de la UE para la Adaptación al Cambio Climático.

Servicios climáticos en el viñedo:

  • Climateurope identificó lagunas, nuevos retos y necesidades emergentes para permitir una mejor gestión de los riesgos relacionados con el clima y oportunidades para crear un mayor valor social y económico. El proyecto también emitió un documento de Recomendaciones a Horizonte Europa sobre las necesidades de investigación para la modelización del clima y los servicios climáticos
  • En el sector agrícola, VISCA diseñó y demostró un sistema de apoyo a la toma de decisiones (VISCA DSS) para mejorar la resiliencia de las explotaciones de uva de vinificación ante los crecientes desafíos relacionados con el clima.
  • En el sector agrícola, MED-GOLD desarrolló herramientas de servicios climáticos para demostrar el valor añadido de los servicios climáticos para el sector agrícola, con la participación de proveedores y usuarios de tres sistemas alimentarios mediterráneos: aceituna/aceite de oliva, uva/vino y trigo duro/pasta.
  • En el sector agrícola, VitiGEOSS desplegará una innovadora solución de información comercial para optimizar el cultivo sostenible de la vid mediante sistemas de apoyo a la decisión (DSS) sobre fenología, riego, fertilización, enfermedades y gestión empresarial y de la sostenibilidad.

 Autores: Maddy Tintinger (INRAE), Marta Terrado (BSC), Iñaki Garcia de Cortazar-Atauri (INRAE).

Bibliografia:

 


Relaciones

  • La red
  • Lista
  • Geolocalización

Póngase en contacto con el referente: Lizama Abad Victoria