Experimentación colectiva

Image

Modo de acción fruto de la práctica científica, la experimentación se está extendiendo ahora en una variedad de situaciones: innovación, políticas urbanas, gestión de crisis, etc. En todos estos ámbitos, contribuye a renovar los formatos de acción organizada, más allá de la oposición entre planificación e improvisación, acción centralizada e iniciativa local, régimen administrativo y coordinación de mercados.

La experimentación debe pensarse en el tiempo. Algunas áreas ahora permiten probar nuevas prácticas, métodos de conducción o variedades de uva. Estas áreas de experimentación y demostración producen un conocimiento significativo que beneficia a toda la industria del vino.

Estos experimentos son importantes para considerar la adaptación al cambio climático a escala de un viñedo regional.

Parece fundamental involucrar a los productores tanto en el diseño de prototipos experimentales como en la realización y pilotaje de pruebas. Para ello, se pueden organizar apoyos en métodos de codiseño que permitan organizar la reflexión colectiva en el origen de los sistemas de cultivo ensayados.

Más allá de la riqueza de ideas propuestas, las secuencias de trabajo promueven (i) tener en cuenta el marco de las limitaciones de los viñedos y (ii) la apropiación y difusión de las innovaciones por parte de los futuros usuarios de estos últimos.

La experiencia colectiva permite a los viticultores multiplicar sus ensayos compartiendo ideas y costes. Estos experimentos pueden ser sobre el maneja la vid, otros sistemas de plantación, o pueden ser iniciativas locales resultantes de consultas colectivas, como eventos colaborativos.

Autor: Maddy Tintinger (INRAE)


Relaciones

  • La red
  • Lista
  • Geolocalización

Póngase en contacto con el referente: Eleni Xenofontos